Clínica Alicante: 965 92 72 86 - Clínica Elche: 965 46 03 29

Sudoración axilar

Hiperhidrosis es el término médico para describir la sudoración excesiva. La producción del sudor está regulada por una zona del sistema nervioso (sistema nervioso simpático). En algunas personas (aproximadamente un 1% de la población) se produce un aumento de la sudoración, porque el sistema nervioso simpático es más activo.

sudoración excesiva. La producción del sudor está regulada por una zona del sistema nervioso (sistema nervioso simpático). En algunas personas (aproximadamente un 1% de la población) se produce un aumento de la sudoración, porque el sistema nervioso simpático es más activo.
La hiperhidrosis puede afectar a todo el cuerpo o localizarse en unas zonas como la cara, las axilas, las palmas de las manos o las plantas de los pies. Este problema suele aparecer en la niñez o en la adolescencia, aunque en ocasiones aparece mas tardíamente.
Hiperhidrosis es el término médico para describir la sudoración excesiva. La producción del sudor está regulada por una zona del sistema nervioso (sistema nervioso simpático). En algunas personas (aproximadamente un 1% de la población) se produce un aumento de la sudoración, porque el sistema nervioso simpático es más activo.

La hiperhidrosis puede afectar a todo el cuerpo o localizarse en unas zonas como la cara, las axilas, las palmas de las manos o las plantas de los pies. Este problema suele aparecer en la niñez o en la adolescencia, aunque en ocasiones aparece mas tardíamente.

Si la hiperhidrosis es intensa puede ser un problema molesto y embarazoso. Cuando se localiza en las axilas puede producir manchas húmedas en la ropa y en ocasiones un cerco blanquecino de sal en la misma. En la hiperhidrosis palmar puede ser incómodo el escribir o realizar otras actividades y resultar embarazoso estrechar las manos. Cuando el problema afecta a los pies los zapatos se estropean con facilidad y puede haber mal olor de pies debido a que la humedad favorece la infección por bacterias o por hongos.

En la mayoría de los pacientes la sudoración excesiva está localizada en las axilas o en las manos aunque en ocasiones puede afectar a varias zonas a la vez.

La hiperhidrosis es un problema crónico con períodos de mejoría y de empeoramiento, que tiende a desaparecer con la edad. Este proceso puede agravarse con el calor, el ejercicio, la tensión emocional o la cafeína.

Existen diversos tratamientos para controlar la hiperhidrosis, siendo uno de los mejores los antiperspirantes (preparados de sales de cloruro de aluminio). Para que sean eficaces, deben aplicarse sobre la piel seca, teniendo precaución con la ropa pues pueden desteñirla.

Si los antiperspirantes no controlan el problema puede utilizarse el tratamiento con Iontoforesis, que consiste en tratar la piel con una corriente eléctrica de baja intensidad. Tiene el inconveniente de requerir sesiones diarias de unos 20 ó 30 minutos de duración.

Para los casos rebeldes existen otros tratamientos como la infiltración de toxina botulínica la cual debe realizarse cada 4 a 6 meses o la extirpación quirúrgica de las glándulas de las axilas.

Solicite cita previa para su consulta

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia al usuario. No almacenamos datos personales. Al seguir navegando acepta nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies