Clínica Alicante: 965 92 72 86 - Clínica Elche: 965 46 03 29

Léntigo solar

Los léntigos solares también son conocidos popularmente y de forma errónea como manchas hepáticas o manchas de la edad.

Estas lesiones son planas y de color marrón claro a marrón oscuro, su tamaño es variable aunque suelen medir de 0.5 a 2 centímetros. Los léntigos solares suelen aparecer a partir de los 30 ó 40 años y son más frecuentes en personas de piel y ojos claros que permanecen expuestas al sol durante períodos largos de tiempo como marineros, agricultores o personas que practican deportes al aire libre. Estas manchas se localizan en las zonas de la piel que han recibido mayor radiación solar como son la cara, el escote y el dorso de las manos, en cambio, no se localizan en la cara interna de los brazos o de las piernas.
Los léntigos solares no necesitan tratamiento puesto que no evolucionan a cáncer de piel. Sin embargo, por razones estéticas pueden tratarse con diferentes cremas a base de vitamina C, vitamina A, alfahidroxiácidos o hidroquinona, sin embargo la mejoría suele ser transitoria.

Mediante tratamiento con crioterápia o con láser es posible el aclaramiento parcial o total de estas manchas, en las zonas tratadas aparecen posteriormente unas costras que tardan 2 ó 3 semanas en desaparecer. Normalmente se requieren 2 ó 3 tratamientos, en ocasiones es suficiente una sesión. Puesto que estas manchas son consecuencia de la acción del sol sobre la piel, estas lesiones suelen reaparecer con los años.

Los léntigos solares pueden confundirse con otras manchas marrones como la queratosis actínica pigmentada o el léntigo maligno, las cuales requieren un tratamiento completamente distinto.

Fotos clínicas

Solicite cita previa para su consulta

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia al usuario. No almacenamos datos personales. Al seguir navegando acepta nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies