Clínicas Alicante: 965 92 72 86 - Elche: 965 46 03 29

Eccema dishidrótico

La dishidrosis también llamada eccema vesicular es una inflamación de la piel relativamente frecuente.

Este eccema suele empezar en las caras laterales de los dedos de las manos como pequeños granos (vesículas) que pueden extenderse al resto de la mano. Cuando estas lesiones evolucionan, las vesículas se rompen y pueden formarse escamas y grietas. Existe una forma seca de este eccema en el que sólo aparecen escamas y grietas y no se ven vesículas. Este eccema también puede afectar a los pies y suele acompañarse de picor.

Normalmente la evolución del eccema dishidrótico es en forma de brotes más o menos duraderos, que son más frecuentes en primavera; sin embargo, en algunas personas puede ser más persistente.

La causa de este eccema es desconocida, aunque se piensa que podría ser debido a alguna alteración de las glándulas del sudor de las manos y de los pies.

Existe una predisposición genética que hace a algunas personas susceptibles a presentar este eccema, por lo que es más frecuente en personas con alergias o con familiares que tienen algún problema alérgico. Este eccema también es más frecuente en las personas alérgicas al níquel, (metal que se encuentra en la bisutería, botones metálicos, etc.).

En ocasiones puede estar indicada la realización de unas pruebas alérgicas para descartar que el eccema no esté producido por el contacto de la piel con alguna sustancia.

Este eccema suele aparecer o agravarse durante situaciones de estrés emocional.

Una vez que ha aparecido el eccema, como se pierde la integridad de la piel, hay una serie de situaciones que lo pueden agravar y que pueden hacer que el eccema tarde mas en curarse.

Deben utilizarse guantes para evitar el contacto directo de las manos con jabones, detergentes o sustancias químicas similares. No deben utilizarse guantes de goma; pueden utilizarse guantes de plástico, neopreno o de vinilo. Es aconsejable tener 4 ó 5 pares de guantes, para poder dejarlos en la cocina, en el cuarto de baño y en otros sitios de limpieza. Si un guante se rompe no se debe usar; utilizar guantes rotos es peor que no utilizar guantes.

Si las manos están húmedas después de utilizar los guantes durante un tiempo es aconsejable cambiar los guantes.

Deben utilizarse guantes antes de tocar cualquier producto vegetal, como, exprimir naranjas, limones, pelar patatas, etc. También deben protegerse las manos con guantes al utilizar limpiametales, cremas de zapatos, barnices o abrillantadores del suelo, limpiacristales, etc., ya que son sustancias muy irritantes.

Para las labores de limpieza sin agua, como quitar el polvo o cuidado de las plantas conviene utilizar guantes de algodón.

Si tiene lavaplatos, utilícelo lo más posible. Lave la ropa con la lavadora, no con las manos. Los paquetes de detergentes suelen estar impregnados de jabón extravasado, evite el contacto con el mismo.

Fotos clínicas

Solicite cita previa para su consulta

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia al usuario. No almacenamos datos personales. Al seguir navegando acepta nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies