Clínica Alicante: 965 92 72 86 - Clínica Elche: 965 46 03 29

Alopecia femenina

La pérdida de pelo o alopecia es un motivo de consulta frecuente al dermatólogo, ya que un 30% de mujeres pueden tener en un momento dado caída de pelo significativa.
Después de la médula ósea el pelo es el tejido del pelo que crece más rápidamente, por lo que numerosas alteraciones metabólicas pueden manifestarse con alopecia, es decir la alopecia puede ser el primer signo de una enfermedad sistémica.

El cuero cabelludo contiene 100.000 pelos, cada pelo crece durante 3 a 7 años y posteriormente se cae, tras un periodo de descanso vuelve a crecer, se renuevan aproximadamente unos 100 pelos cada día.

Causas de alopecia:

La alopecia se divide en 2 grandes grupos: alopecia cicatricial (el pelo no vuelve a crecer porque hay una destrucción del folículo piloso) esto ocurre en algunas enfermedades como el lupus, liquen o foliculitis decalvante.

El otro grupo de alopecias son las no cicatriciales en las que al estar el folículo del pelo integro es posible la recuperación del pelo, esto ocurre por ejemplo en la alopecia areata o en ciertas infecciones del cuero cabelludo que se manifiestan con alopecias localizadas.

Entre las alopecias no cicatriciales la más frecuente es la alopecia de patrón femenino o alopecia androgenética este proceso es a menudo de carácter familiar y puede manifestarse desde la pubertad hasta los 70 años, lo padecen un 38% de mujeres. Se manifiesta en la zona central y alta del cuero cabelludo, en ocasiones puede afectar también en la zona lateral de la cabeza.

Otra causa común de caída de pelo en la mujer es el efluvio telógeno en este proceso un gran número de folículos pilosos en fase de crecimiento (anagen) pasan súbitamente a fase de caída (telogen) por lo que pueden caerse unos 300 pelos al día. Esta forma de alopecia suele aparecer meses después de una enfermedad o tras situaciones de estrés como: parto, intervención quirúrgica, déficit nutricional, pérdida de peso, hemorragia o alteraciones metabólicas; también puede estar producida por ciertos medicamentos. Tras corregir el problema el pelo regresa a su estado natural en unos 6 a 9 meses.

Una causa menos frecuente de alopecia no cicatricial es la alopecia areata, la cual se da en un 2% de la población en un momento dado de su vida. Esta alopecia se manifiesta como zonas redondas sin pelo que pueden ser múltiples. La alopecia areata es normalmente reversible pero en algunos casos 3% puede evolucionar a una pérdida total de pelo (alopecia total), siendo en estos casos más difícil que haya una recuperación de pelo.
Otras causas menos frecuentes de alopecia no cicatricial son las infecciones por hongos, la sífilis y la alopecia por tracción (por llevar el pelo excesivamente tensado).

El tratamiento de las alopecias no cicatriciales consiste en tratar las causas que las ha producido. En la alopecia androgenética o alopecia de patrón femenino se utilizan medicamentos tópicos como el minoxidil, estradiol, etc., por vía oral se emplean diversos fármacos incluidos los antiandrógenos y algunos anticonceptivos. En casos de alopecia avanzada y que no responden al tratamiento médico el autotransplante de pelo es un tratamiento eficaz cuando se realiza por un médico con experiencia en esta técnica.

En contra de la creencia popular, los masajes en el cuero cabelludo no son eficaces en la caída de pelo, al contrario acortan la vida útil de los folículos pilosos al hacer que se caigan antes del tiempo que les corresponde por su ciclo natural.

El lavado del pelo a diario así como el uso de geles o gominas no hace que el pelo se caiga. Es aconsejable utilizar un acondicionador de pelo y no cepillar el pelo de forma brusca para evitar que se rompa, tampoco se debe llevar el pelo muy tensado.

Fotos clínicas

Solicite cita previa para su consulta

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia al usuario. No almacenamos datos personales. Al seguir navegando acepta nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies