Clínicas Alicante: 965 92 72 86 - Elche: 965 46 03 29

Rosácea

La rosácea es una inflamación de la piel de la cara de causa desconocida, se trata de un proceso reactivo de la piel y no tiene ninguna relación con ningún problema de salud interno.

La rosácea comienza con un enrojecimiento en las mejillas, el mentón y la nariz, posteriormente pueden aparecer granos rojos o con pus y pequeñas dilataciones capilares. A veces la rosácea puede también localizarse en los ojos en forma de una conjuntivitis.

En las primeras fases de la rosácea el enrojecimiento de la cara es intermitente, es decir, desaparece en unos días y reaparece posteriormente. En algunas mujeres la rosácea se manifiesta inicialmente como una piel irritable, que no tolera algunos cosméticos.

La rosácea suele afectar a personas entre 35 y 50 años, y afecta mas a las mujeres que a los hombres, en las mujeres suele localizarse en las mejillas y en los hombres en la nariz. Es más frecuente en personas rubias y en aquellas personas que se sonrojan fácilmente.

Se trata de un proceso crónico (dura años) que cursa en forma de brotes, es decir, se alternan periodos de mejoría con otros de empeoramiento.

Aunque la rosácea no tiene cura existen diversos tratamientos que controlan el problema.

Deben evitarse las bebidas muy calientes, las comidas picantes, así como los ambientes con temperatura muy alta.

El sol puede empeorar esta dermatitis por lo que es conveniente utilizar protectores solares.

La fricción y los masajes de la piel empeoran la rosácea, por tanto, cuando se aplique una crema en la cara debe hacerse en un sentido sin friccionar en exceso, del mismo modo, al secar la piel debe hacerse en forma de toques sin friccionar la piel.

Fotos clínicas

Solicite cita previa para su consulta

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia al usuario. No almacenamos datos personales. Al seguir navegando acepta nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies