MenúFlecha
<< Volver atrás

Herpes Zóster


Volver atrás

El herpes zóster, conocido también como culebrilla es una infección de los nervios producida por el virus de la varicela (virus varicela-zóster). Tras pasar la varicela, el virus permanece en un estado aletargado o inactivo en determinadas células nerviosas del cuerpo donde posteriormente puede activarse y producir el herpes zóster. Un 20 por ciento de las personas que han pasado la varicela presentaran un herpes zóster a lo largo de su vida.

No se conocen bien los mecanismos que hacen que el virus se reactive en una persona sana. El herpes zóster es mas frecuente en personas mayores de 50 años, probablemente por que la inmunidad frente a este virus disminuye con los años.

La erupción del herpes zóster es bastante característica, ya que aparece en una zona de la piel que sólo afecta a la mitad del cuerpo, a modo de una banda, ya que sigue el trayecto de los nervios.

El herpes zóster suele manifestarse inicialmente con dolor, quemazón o con una sensibilidad especial en la piel, posteriormente aparece un enrojecimiento de la zona que se cubre de vesículas o de granos con pus, al cabo de unos días estas lesiones se secan y forman unas costras en la piel. La erupción permanece de dos a cuatro semanas, aunque el dolor puede durar mas tiempo.

En ocasiones el herpes zóster cursa sin dolor, o por el contrario, puede manifestarse con dolor y sin lesiones en la piel.

El herpes zóster se localiza con mas frecuencia en el tronco, aunque también puede aparecer en los brazos, en las piernas o en la cara. Cuando el herpes zóster se localiza en la parte superior de la cara puede afectarse el ojo con lo que existe el riesgo de que se produzca una queratitis herpética.

A veces, una vez desaparecida la erupción puede persistir dolor en la zona de la erupción, es la llamada neuralgia postherpética que puede manifestarse como una ligera sensibilidad de la piel o con un dolor intenso. Su duración es variable, aunque la mayoría de las personas se recuperan en unas semanas. La neuralgia postherpética se da con mas frecuencia en personas mayores y cuando el herpes se localiza en la cara.

El tratamiento del herpes zoster es satisfactorio ya que existen fármacos antivíricos para tratar esta infección.

El herpes zoster es moderadamente contagioso por lo que debe evitar el contacto con niños que no han pasado la varicela o con personas cuyo sistema inmune pueda estar deprimido, como son los pacientes en tratamiento con quimioterapia, pacientes con transplantes o personas con SIDA.

Además de la vacuna para la varicela, existe una vacuna para el herpes zoster, cuya administración está indicada en personas mayores de 60 años y que no tengan deprimido su sistema inmunológico.

Fotos clínicas

1-Herpes en la espalda

Herpes zóster en la espalda

2-Herpes zosteren el torax

Herpes zóster en el torax

3-Herpes zosteren la caral

Herpes zóster oftálmico
Revisado: 10 de mayo de 2016
 
<< Volver atrás

shop giày nữthời trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautifulgiay the thao nugiay luoi nutạp chí phụ nữhardware resourcesshop giày lườithời trang nam hàn quốcgiày hàn quốcgiày nam 2015shop giày onlineáo sơ mi hàn quốcf5 fashionshop thời trang nam nữdiễn đàn người tiêu dùngdiễn đàn thời trang